Etiquetas

, ,

El pasado Jueves 23, contamos con la presencia de Juanjo del Valle Ingeniero y cooperativista de Som Energía, una de las más importantes cooperativas de energía verde y renovables.

Som Energía una cooperativa con cerca de 25.000 cooperativistas, apuesta por un modelo energético 100% renovable centrado en la eficiencia energética y la participación ciudadana.

Este modelo apuesta por la participación de sus socios cooperativistas con una única aportación de 100 € al capital social de la cooperativa y accediendo a todos los servicios.

Respecto a las Energías Renovables y su situación en España, habría que decir que el modelo energético español tiene un fuerte impacto medioambiental y dependencia del exterior. El uso de las energías renovables ha sido escaso desde 1996, un 7,2 % del consumo total (IDAE , Plan de Fomento de las Energías Renovables en España, 1999). El resto de los aportes de energías han provenido del petróleo (55%), Carbón (15%), nuclear (14%) y del gas (8%).

Nuestro país ha dependido de un modelo energético poco autosuficiente procedente de la tecnología norteamericana y alemana, en 9 plantas nucleares, considerada como una energía marginal y de fuerte impacto medio ambiental aparte de peligrosa. Generando un elevado impacto medio ambiental. Causa de la degradación medio ambiental.

El problema con los residuos radiactivos ( Ejemplo de que se hayan anegado embalses en 300km2), contaminantes por dióxido de carbono, emisiones de dióxido de azufre y óxido de nitrógenos.

Las alternativas que se plantean para nacionalizar el sector energético, son de sobra conocidas por compañer@s del PCE y el problema de la pobreza energética, poner fín a los cortes del suministro eléctrico a las personas con menos recursos económicos.

Ante el desamparo que nos ofrece en la actualidad que los poderes públicos o el Estado asegure que la producción de la energía se haga desde esos poderes, no existe. Los holdings y oligopolios de la energía en España son un negocio mercantil que favorece incrementos abusivos en las facturas de luz, energía, agua, electricidad y gas. En la actualidad y ahora más que nunca se necesita emplear las energías renovables como alternativa de consumo y competencia a un holding que no asegura y corta el suministro como bien social y público a la ciudadanía, no se asegura ningún tipo de Bono Social y no se puede pagar más que de lo que se consume.

 

C7oUXIlXUAAwlaQ.jpgsomenergia-assemblea.jpg

Endesa , Gas natural, Iberdrola, etc.. con grandes consejos de administración llevados por ex presidentes de Gobiernos y Ministros no deja de ser un negocio de especulación desde hace 25 años.

Como en otros sectores, una vez más se vulnera un derecho social de la CE de 1978, como es el Art 128.2 del Título de Economía y Hacienda.

Se reconoce la iniciativa pública en la actividad económica. Mediante ley se podrá reservar al sector público recursos o servicios esenciales, especialmente en caso de monopolio y asimismo acordar la intervención de empresas cuando así lo exigiere el interés general”.

Nos encontramos ante un incumplimiento flagrante de los poderes públicos y es ahora cuando es necesaria la nacionalización de las eléctricas pero al tener la dificultad de tener un Gobierno que hace caso omiso a derechos económicos “fundamentales” en la constitución, es necesario rescatar la iniciativa pública desde abajo, desde cooperativas y sociedades constituidas como públicas para elaborar otro modelo energético sostenible que impida el desarrollo de la pobreza energética.

Sobre crear esas alternativas al oligopolio energético, desde el PCE sabemos que es difícil la nacionalización 100% pública del consumo eléctrico y la energía. Es una fuente que cae en manos multinacionales y esas multinacionales inciden en un país dependientemente tecnológico como España. Los grandes monopolios de la energía y electricidad invierten en bolsa, disfrutan de capital extranjero y de tecnología extranjera. Es necesario que en una Nacionalización,se revierta la necesidad de usar medios alternativos como las renovables, donde España está bastante desarrollada en energía solar y carbonífera ( más contaminante), gas y la hidráulica especialmente con bastante control, es necesario ese modelo sostenible controlado que pueda generar energía autóctona.

Juanjo de Valle explicó el funcionamiento de Som Energía, cerca de 30.000 cooperativistas (2017) con 45 contratos, 35 trabajadores, contando también con estaciones fotovoltaicas y la inversión de uno de los generadores.

Al mismo tiempo que nació la propuesta de crear Som Energía, existen otras cooperativas que ante su oferta los diversos oligopolios las han puesto en tela de juicio ofreciendo o copiando las mismas estrategias, lo que significa una estrategia de marketing de los grandes oligopolios para no perder clientes. Las “campañas del miedo”.

Por otro lado, los 100 € que aporta cada socio es una fianza, como cooperativista. Se trata de reivindicar el justiprecio y clarificar la factura eléctrica, siendo socio de la cooperativa se contrata el suministro sin sobrecostes ni cambios en la instalación, desde un punto de vista socialmente responsable y económicamente renovable.

Dentro de las eléctricas, las empresas comercializadoras que emiten la factura, serían 5% de la comercializadora y el 95% resto de repartos. La operativa como se dijo anteriormente es que haya los mismos participantes que cooperativistas. Los márgenes de precios funcionan en relación a la variabilidad del precio de la energía y eso produce cambios.

En el excedente de energía, según Juanjo del valle podría ser posible en el 100% de las renovables poniéndose en la práctica, esto daría beneficios en el contrato de la luz y ganancias en energía.

El modelo de las renovables, podría verse perjudicado con un 90% dentro de 30 años en manos de un oligopolio/monopolio mayor de las eléctricas. Por eso es que Som Energía trata de realizar una autogestión de las centrales eléctricas y tratar como Lobby o grupo de presión sobre producción renovable.

La pobreza energética nos da una realidad de la precariedad en el suministro energético. Es este caso y cuando un cooperativista-socio no puede hacer frente a los pagos, se le deja 1 año de margen si una persona no puede pagar facturas. En este caso Som Energía abre la posibilidad de poder colaborar con servicios sociales ante un posible impago.

Es importante la iniciativa de trabajar la concienciación social y la prevención social en la contratación de energía con los clientes y dejar atrás la idea de que crear en común energías renovables sale caro, este fantasma ha sido el que ha alimentado la UE y el Gobierno del Estado Español para no invertir o crear energía renovable.

 

 

 

Anuncios